chips

Los efectos de la pandemia siguen causando estragos en el sector de la automoción.

Uno de los problemas principales deriva de la escasez de los semiconductores, tan necesarios a día de hoy para el funcionamiento de un coche.

Esta necesidad se debe a que actualmente, los coches están cada vez más conectados. Por lo que los chips se vuelven más importantes y indispensables tanto para el sector como para el funcionamiento del vehículo.

Los coches nuevos pueden incluir más de 100 microprocesadores (chips) y en la actualidad, los fabricantes no pueden hacerse con ellos debido a problemas con las materias primas y el transporte de estas.

Una de las causas que han propinado la falta de dichos materiales proviene del aumento de la demanda de ordenadores personales y artículos de ocio que también emplean este tipo de elementos.

Debido a la falta de estos elementos, se calcula que el sector automovilístico sufrirá unas perdidas de 92.024 millones de euros y una reducción de la producción mundial en 3,9 millones de vehículos.

Esto se debe a que, según la UGT este año se van a dejar de producir en España entre 400.000 y 500.000 vehículos.

Como consecuencia se está disparando el precio en los vehículos seminuevos.

Las consecuencias en España: los primeros cinco meses del año se cerró con una caída del 19% o lo que es lo mismo, 1.032.881 unidades fabricadas.

Si en un primer momento las estimaciones eran que el suministro se recuperase en la segunda mitad del año, ahora las previsiones de mejora apuntan a 2022.

Puede que también te guste...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *